Reseña de: Prostituto de extraterrestres, de Rafael Fernández

Último libre de Rafael Fernández, también conocido como Ezcritor. este no es un libro que te seduzca, te coge por las pelotas y te arrastra. Tal como iba leyendo las opciones se reducían a dos: o Rafa es un escritor cojonudo o está muy enfermo y muy fatal de lo suyo… tampoco son opciones excluyentes.

La historia de Mierda, Pedo, Merchi, Paca Rosa (sí, habéis leido bien), David… no hay buenos, todos son ejemplos de seres humanos despreciables, ni como comida para perros servirían (en caso de sentir aprecio por los animales). Pero no son simplemente malos, o no del todo. Están sus circunstancias.

Mierda está en un matrimonio que siente como una cárcel, Pedo también, Merchi está fatal desde que la violó un delfín (a mí no me preguntéis), Paca Rosa ha conseguido ser presentadora de televisión como nos podemos imaginar, y David era un policía normal hasta que decidió montar un pequeño imperios de prostitutas y… ¿para qué seguir?

No es un libro para todos. Los personajes son odiosos y toda la narración es en primera persona, o sea que tendréis homofobia, machismo, misogínia, clasismo, racismo y prácticamente cualquier cosa que os podáis imaginar por retorcida que sea, por ofensiva que resulte. No se puede decir eso de que los personajes eran buenos y el mundo les convirtió en lo que son, no del todo, ellos ya eran malos antes, pero no tanto, las circunstancias son las que han disparado esto, todos somos malos, pero hay quién decide soltar a la bestia…

Como ya me he leido todos sus libros (excepto uno infantil porque voy fatal de tiempo) puedo ponerme en plan erudito y situar este libro en su obra. No es uno de los libros protagonizado por si alter ego Sigmundo (sus aventuras de momento acabaron en El comedor de coños), es un libro completamente de ficción, no basado en su vida. Por tanto sería un poco como Un bebé o Los alucinantes viajes en el tiempo de los EEUU, escribir partiendo de la propia experiencia es una cosa, ponerse a inventar sin esta base (o sin esta base tan visible) tiene mérito, y conseguir una novela que no se caiga es una tarea dificil, y lo consigue, lo consigue con nota.

Hace años que Rafa se autoedita, cansado de recibir negativas de las editoriales o que le pidieran quitar las fotos y aflojar un poco en todo el tema de cosas ofensivas, se ha tirado a la piscina y ha conseguido triunfar y vender sus libros, libros 100% libres y salvajes, a un precio ajustado te los envía y te los dedica, y por cierto, le encontraréis este Sant Jordi en la parada de Alibri en Rambla de Catalunya 20 (BCN), de 8 a 9 de la tarde (o de 20:00 a 21:00h, como prefirais).

Escritor recóndito

Fan de Bukowski nivel friki

El alcance de mi trabajo es muy, pero muy, limitado. Por eso cuando hablan de mí me hace mucha ilusión, qué queréis. Así que aquí os enlazo lo que han dicho de mi en la página Escritores recónditos. Es de hace unos días, pero me pillaron de vacaciones.

Muchas gracias, y a los que aún no teneis mis libros quizás sería moment que lo remediarais ¿no?

Reseña: Lizzie, de Patricia Muñiz

lizzieChloé, Lizzie, Brigitte. Alrededor de estas tres protagonistas orbita toda la historia. Una historia que hace honor al subtítulo (quizás un subtítulo que da demasiadas pistas): La estudiante que vendió sus bragas y acabó convertida en obra de arte.

Entramos en un mundo peculiar, el de los fetichistas que compran ropa on-line, ropa que llevan chicas que se van desnudando a medida que se cierran las subastas sobre las diferentes piezas.

Brigitte es la estrella que va de bajada, medio desaparecida, como aquellas actrices del porno que desaparecen y quizás años después vuelven como actrices más convencionales. A Lizzie que la gente pueda pagar por ropa vieja con la única condición que la lleve puesta y se la vaya quitand frente a una webcam le parece una manera extremadamente fácil de ganar dinero. Chloé es periodista, medio becaria, periodista artística, y está investigando todo este movimiento, donde hay mucho de arte, arte vivo, representación, ideales de belleza, secretos inconfesables, toda una serie de cosas que hacen del arte, arte.

BrigitteChloé y Lizzie, pero también Sylvain, o los clientes como Ojazos, Jeminguey, Capitán Smith… todo confluye cuando Turner Davies convoca a las dos musas para preparar una exposición. La idea es hacer una fotos, unos vídeos, montarlo… pero la exposición acaba siendo Lizzie, completamente transformada en el personaje.

¿Qué efecto tiene poner una pantalla de por medio en todo lo que hacemos? Uno de los efectos es como de desdoblamiento, nos convertimos en alguna cosa a observar, una cosa que provocará reacciones, si lo hacemos bien nos convertiremos en arte. Pero estas obras de arte respiran, están vivas, tienen deseos, miedos, proyectos… no acaba de quedar claro si han escogido esta opción o han quedado atrapados en ella, para saber más lo tendréis que leer.

Puede parecer muy complejo pero el argumento se sigue muy bien gracias a capítulos cortos que hacen que en todo momento no nos perdamos nada. No es el primer libro que  resseño(en catalán) de Patricia Muñiz, pero sí el primero que se autoedita, lo podéis encontrar en amazon, tanto para kindle como en formato físico.

No puede hacerlo más fácil para que consigáis este muy recomendable libro.

Patricia Muñiz

Patricia Muñiz

¿Qué hacer con un libro?

Me han comentado que estaría bien hacer un post explicando todo lo que implica que un libro acabe existiendo una vez escrito. No me considero un experto en el tema, ni estoy para ir dando lecciones. Pero me he encontrado más de una vez con 30 o 50 o 70.000 palabras, una novela. Hecho esto lo que el cuerpo me pide es ponerme con la siguiente novela, pero como no estoy en ninguna editorial me toca hacer todo el otro trabajo. Y de esto va la entrada.

Antes de optar por la autopublicación yo recomiendo presentar la novela a premios o llevarla a editoriales. No enviéis el libro al Premio Planeta o al Premi Ramon Llull o al Josep Pla, vuestras posibilidades son nulas. Buscad premios con un cierto prestigio y poco dinero. Premios como el Documenta (si sois menores de 35 años) o el J.M. Casero (ambos en catalán) por ejemplo, pequeños y modestos pero con prestigio. Yo usaba (a veces aún lo hago) este buscador, en castellano no tengo ni idea aunque imagino que navegando un poco se pueden encontrar premios a los que presentarse.

Después están las editoriales. Enviar o llevar los originales a saco no siempre es bien recibido. Lo mejor es hacer una especie de presentación vuestra y de la novela. Decir la extensión, el argumento, los personajes, los puntos fuertes de la trama e incluso podéis incluir pequeños fragmentos que sirvan como ejemplo, párrafos que os hayan quedado redondos, y también diálogos, diferentes tipos de escenas… Todo esto no tendría que ocupar más que 5-10 páginas, si son 5 mejor. Se trata de venderos o sea que no os cortéis con el autobombo. La presentación sirve (si gusta) para que te pidan que les envíes la novela, y se supone que se la leerán y les gustará o no, a mí me sirvió para que dos editoriales me dijeran que querían ver la novela, después no les convenció, pero se interesaron, no es como un original que va a “la pila” (como explica Sergi Puertas en el artículo que enlazo, él habla de cómics pero para el caso es lo mismo).

Si estas 30 o 50 o 70.000 palabras son vuestra primera obra muy posiblemente ni ganéis un concurso ni ninguna editorial os quiera publicar. Con razón. Quizás sois unos genios excepcionales, uno entre un millón, pero lo más normal es que la primera obra que hagáis sea mala, la segunda también, pero quizás un poco menos, y así.. Es importante tener esto presente, tener paciencia y seguir, seguir trabajando, rehaciendo del todo las novelas, reinventándolas o olvidándolas del todo, son vuestras y podéis hacer con ellas lo que queráis. Esta negativa, este choque con la realidad es importante y necesario. A todos nos parece que somos lo más mejor, no ganar un premio o recibir una negativa de una editorial nos pone en nuestro sitio.

Pero a veces la realidad nos hincha los cojones, y nos cansamos, y decidimos tirar p’alante. ¿Qué tenéis que hacer si os habéis cansado de intentar que os hagan caso?

Si estáis decididos a difundir vuestro libro tenéis que hacer dos cosas: la primera es pulirlo, y la segunda registrarlo.

  1. Pulirlo. Esto significa que el libro no debe tener faltas, ni una. Si corregir incansablemente vuestro libro es agotador podéis contratar a alguien, hay gente que hace estas cosas, cobran sí, pero el trabajo se paga. Podéis negociar, preguntar, pedir páginas de muestra, podéis conseguir una rebaja en el precio haciendo constar el corrector en los créditos… En DPK (en catalán) se me colaron decenas de errores, y entre lecturas y relecturas y revisiones ni sé las veces que leí el libro. Mi capacidad de atención es limitada, y a veces me pueden más las ganas de acabar. Viendo el resultado la opción de encargárselo o alguien me parece la mejor. Esto vale también para las editoriales que quieren recibir libros listos para publicar, un libro con faltas pide trabajo y puede ser descartado sólo por ese motivo.
  2. Registrarlo. Leed este enlace, os explicará dónde ir y qué necesitáis para tener registrada vuestra obra:  básicamente la obra impresa y encuadernada, fotocopia del DNI, llenar unos impresos y pagar tasas (12.6€ ahora mismo). También es recomendable hacer esto si lleváis el libro a una editorial, como a la editorial le dé por registrar el libro os arrepentiréis de no haberlo hecho.

Ahora lo que toca es imprimir el libro, tenéis que buscar imprentas y pedir precios. Hay unas que maquetan y otras que no, las que no son más baratas. Las más baratas quieren el libro completamente maquetado, y la portada hecha. Pensad que el precio de coste por libro baja como más ejemplares hagáis imprimir y eso os deja con más margen. Yo recomiendo no pasar de 100 libros, o incluso 50, mejor tener que reimprimir que tener cajas y cajas de libros por casa (sé lo que es).

Y ya con el libro impreso os queda ponerle un precio y venderlo, podéis montar una página como la mía, y entonces ¡a vender! Y de esto no puedo dar mucha información porqué a mí me cuesta mucho. Tirad de redes sociales sin haceros pesados (ni espamear), pedid a los amigos que os hagan reseñas…

También hay un par de cosas que no recomiendo.

  1. La primera las mal llamadas editoriales de autoedición. Se encargan de corregir, maquetar e imprimir, por un precio, y en teoría también de vender el libro y hacer que llegue a las librerías y al público en general. Soy muy escéptico, las habrá que son honestas pero no dejan de ser unas editoriales en que el negocio no son los libros, son los autores; no tienen que convender a la gente que compre tu libro, te tienen que convencer a ti que les necesitas a ellos para vender tu libro. También hay editoriales tradicionales que están dispuestas a publicarte si te haces cargo de parte del coste de la edición (son rumores que no he podido confirmar). Huid.
  2. Segunda el ISBN. No sirve para nada si no trabajáis con una distribuidora que haga llegar vuestros libros a las librerías que los pidan. Para eso sirve el ISBN. No sé si hay distribuidoras que acepten trabajar con autoeditados, pero pensad que se quedan un 30-40% del precio del libro por sus servicios, además el librero se queda un 10-15% y hay un IVA que de momento es del 4%, estamos hablando de aproximadamente el 50% del total, y sin contar el coste de imprimir el libro.

El mundo del libro es una cadena y cada eslabón se lleva un tanto por ciento, si vais poniendo gente en la cadena vuestra parte disminuirá, así de simple. En la cadena del libro tradicional todo el mundo cobra, y el que menos el autor. Pero en este caso, que el libro lo he sudado, lo he pagado, y lo he impreso yo, me quiero quedar la pasta. Me podéis llamar materialista si queréis.

¿Y los e-books? Reconozco que no es un tema que domine. Está amazon, colgar un libro es fácil (yo lo he hecho) y gratuito, hacer que el libro destaque y que la gente se lo compre es igual de difícil que con un libro físico pero os ahorraréis el coste y lo que implica. Amazon también se queda un tanto por ciento, pero como el coste se ha reducido al mínimo tampoco es problema.

No sé si esto puede resultar de ayuda, es un curro pero me parece que compensa, económicamente no mucho. Yo llegué hasta aquí cansado de que no me hicieran caso, quizás más adelante vuelvo a enviar cosas a las editoriales, o a concursos, no me cierro puertas. Estoy contento con mi decisión, así que ¡ánimo!

Demasiado fácil para no hacerlo

Demasiado fácil para no hacerlo

Reseña: El peor amigo del mundo, de Rafael Fernández

Peor_amigo_mundo El último libro de Rafael Fernández “Ezcritor” es en cierto modo el primero. Aunque tiene un par de libros 100% ficción (Un bebé y Los alucinantes viajes en el tiempo de los EEUU) los libros de más éxito serían los que conforman la  Serie Sigmundo, su alter ego, libres bastante-mucho autobiográficos, concretamente los libros serían (los enlaces dan a entradas sólo en catalán): Diarios secretos de sexo y libertad, 20 polvos (recientmente mejorado en una edición especial) y El comedor de coños, y basta, bueno las aventuras continuarán en el futuro, pero se tenían que explicar más cosas de Sigmundo, como llego a ser quién es, y esto se explica en este libro, en esta prequela.

Si os habéis leido los otros libros de la serie este tiene la virtud de hacerlos mejores, es un buen libro, pero la perspectiva que aporta sobre el resto de la serie es fantástica. Se que es una manera extraña de hablar de un libro pero es lo que yo sentí mientras la leía, este libro hacía mejor la Trilogía Sigmundo (ahora ya tetralogía y lo que nos queda); si sois de los que no habéis leido ninguno os aconsejo empezar por este libro, aquí el autor os explica cómo comprar sus libros, ¡daos prisa que se le agotan! Y os confieso que os tengo un poco de envidia: poder leer sus libros, en orden y sin tener que esperar que los vaya publicando, de una tacada…

Hablemos un poco del libro, se explica la infancia de Sig, la muerte de su madre (no es un espoiler) y como su vida a partir de ese momento fue de mal en peor. Es un libro terriblemente triste, y muy duro, tanto que cuesta creer que haya salido adelante, todos sabemos que hay más libros, pero si solo leyera este sin saber de los otros yo apostaría que el protagonista acaba escuarterado en un maleta, en la cárcel, en el manicomio o en una combinación de las tres opciones. Explicar más cosas ya sí sería caer en el espoiler, así que pararé aquí.

Si os habéis leido los otros libros este os dará una nueva perspectiva, los hará mejores, y si no es la oportunidad de empezar con este autor. Este libro además tiene una ventaja sobre los otros, este sí se puede leer en el metro ya que no tiene fotos (bueno una foto de un culo sí, comparado con los otros libros esto no es nada), y es un libro “diferente”, ideal para regalar estos días.

Reseña: Una amante complaciente, de Xavier Àgueda

amantecomplacienteportadaPor motivos tan obvios como interesados no dejaré de defensar la autoedición, y poder reseñar cosas autoeditadas me encanta, como en este caso.

En el libro el autor Xavier Àgueda deja de lado los cómics que le han hecho famoso para hablarnos de… ¡cómics! Los cómics, como empezó a dibujarlos y las peripecias que ha vivido gracias a ellos. Salones de diferente tipo, portadas “reales”, presentaciones en clubs de sado (100% verídico), contratos no-remunerados como colaborador en prensa, etc.

Los beneficios materiales que el autor saca de esta afición suya son prácticamente nulos, y entonces surge la pregunta: ¿por qué lo hace?

Él dice que esto de los cómics para él es como “una amante complaciente” que no le exije nada ni le coarta ni le critica, simplemente se le entrega porqué sí y listos, con esta alegría, es su explicación, es tan buena como la de qualquiera, y mucho más elaborada que la mía cuando me preguntan por qué escribo (¡porqué me lo paso teta!).

Su cómic El Listo, pocas línias, minimalismo y mala uva, le ha llevado a todo tipo de anécdotas que son las que aparecen en el libro, a qualquiera que alguna vez haya soñado con la fama del autor de cómics este libro le puede ir bien, como un baño de realidad, como una puta terapia de choque de realidad.

Me quedo con dos anécdotas (más ya sería espoiler). Un salón donde prácticamente todos los asistentes eran autores, y claro todos esperaban que alguien comprara un fanzine para que la rueda comenzara a girar y girar. Mi paso por la FLIA hace un año y pico fue un poco así también.

Y cuando un amigo le comenta que no entiende como siendo profesor tiene tantos problemas para hablar en público: “no tiene nada que ver, mis alumnos nunca me escuchan”.

¡A la venta el 12 de diciembre!

Regalías

10518682_10204879061681346_2435113087001037085_nNo me haré rico escribiendo, ni con amazon tampoco, pero no puedo evitar ponerme muy contento cuando vendo un libro. Hace un tiempo subí una novela en amazon: Guiones, y hace unos días me llegó un cheque por la impresionante cifra de 1.5€. No lo cobraré porque las comisiones harían que tuviera que pagar dinero en lugar de cobrar, aún así estoy contento, soy así de raro.

Si mis regalías son así de escuálidas es porque he vendido unos tres ejemplares de la novela para kindle, no he convencido a mucha gente que compre la novela, una pena.

Aun así me estoy planteando muy seriamente poner más cosas en venta en amazon, concretamente una novela corta de ciencia-ficción y mis cuentos, solo en catalán y si funciona lo traduciría. Pese a todos los inconvenientes, poner los libros a la venta en este sistema no tiene ni gastos de impresión ni de envío, es para pensárselo, y me interesa vuestra opinión, tenéis los comentarios para decirla.

¿Compráis libros electrónicos? ¿Por qué? ¿Dónde? ¿Qué precio consideráis excesivo? ¿Cómo os enteráis de que un libro os puede interesar?

Y de la novela Guiones estoy bastante contento, creo que os puede gustar.

Reseña: Los alucinantes viajes en el tiempo de los EE.UU. / Rafferty Z. Jackson

alucinantesviajesHe hablado antes de este autor y sus libros. Pero si antes eran libros en gran parte autobiográficos llenos a reventar de sexo aquí nos encontramos con una cosa completamente diferente. Cómo los otros límites son un lugar complicado hace tiempo que el ezcritor quiere colocar sus cosas en amazon. Pero hay un problema, amazon tiene una política sobre el sexo parecida a la tendría un grupo de monjas, y sus libros llenos de fotos ahí no se pueden vender. Pero este libro sí, está en papel y en kindle, por si sois de los que sólo leeis en formato electrónico.

Rafael Fernández se transforma en Rafferty Z. Jackson y nos ofrece una novela en la mejor tradición del pulp americano. No pulp cutre, hecho de cualquier manera sin respeto ni por la obra ni por el lector, no, el otro pulp. El pulp de argumentos desmadrados pero verosímiles, historias que atrapan, sorprenden y que incluso nos hacen dudar, eso de: “sé que esto es mentira, pero… aun así… podría ser…”

Si digo que la cosa va de viajes en el tiempo no descubro nada que no diga el título, y también va del mundo de la música, y de la política y la historia. Una historia en que el autor pisa el acelerador, mucho, y que aún así consigue resultar verosímil.

¿A qué esperáis?

No pude dejarlo

No pude dejarlo

Esto es cosa de cuatro gatos

Entrada en català aquí.

Reconozcámoslo, leer és una cosa que gusta a cuatro gatos (y bajando) y escribir… bueno tampoco ha sido nunca una afición masiva por más que siempre haya quien se queja de que todo el mundo escribe y que se escribe más de lo que se lee. A esta queja le sigue la de que se publica demasiado y como consecuencia unos libros concretos (los del autor de la frase) no reciben la atención merecida, o las ventas, o ni siquiera se publican.

LlibretesPero cada vez se lee menos, en metros, trenes, autobuses, andanas de estación… sí que hay gente leyendo en papel o en lectores de libros electrónicos, pero la mayoría están mirando la pantalla de su móvil o tablet, mirando el facebook o el whatsapp, o jugando al candycrush o… el entretenimiento que se podia llevar a todas partes y que antes era un libro ahora es el móvil, y requiere menos esfuerzo y menos concentración que leer, es mucho más fácil, no hay partido.

Adopteu-ne un o més d'un!

Llavaba tiempo queriendo hablar de esto, y este escrito de mi conocido Sergi Puertas me ha acabado de animar. Porqué últimamente son muchos los autores que se estan quejando de la piratería, que es una verguenza y que les roban, y si aún no habéis leído el artículo hacedlo ahora.

¿Ya está? Las cifras que aparecen son 8% para el autor y el 92% para la editorial que con esto paga a sus trabajadores, impresores, distribuidores, etc. 8 y 92. Lo más normal suele ser un 10-90, pero cuando los libros son de bolsillo el porcentaje del autor se reduce a un 5 o un 6%. ¿Y sabéis que pasa con los libros infantiles que van ilustrados? Parecería lógico que el autor del texto y el de los dibujos cobrarán un 10%, pero no, se parten el 10% con lo que acaban cobrando 5 y 5 (no quiero ni pensar si también hay entintador o colorista y aún sale más gente a repartir).

El destí final de tots els llibres?
El sueño del mundo editorial abastece las librerías de viejo.

Sí, la piratería es un problema, pero las condiciones de la industria también lo son y quizás aplicar el término piratería dedicado a los editores no sería muy exagerado. Entiendo que autores como Javier Marías o Arturo Pérez-Reverte se quejen de la piratería, no tiene que hacer gracia encontrar colgado tu libro sin ver ni un céntimo, pero me temo que esta piratería no está afectando sus ingresos. El reparto con la editorial es abusivo y piratesco, y si las ventas bajan los ingresos para los pocos autores que podían vivir de sus libros se reducen y quizás no les permitirán vivir de lo que escriben. Que alguien escanee el texto y lo cuelgue en internet es un problema pero no es la causa de que los escritores vean reducirse sus ingressos. Da rabia que por una vez que a los autores les da por protestar sea para defender un sistema injusto como el mejor de los sistemas posibles. Cómo se dice en el artículo un poco de Síndrome de Estocolmo.

Autoedició, el futur? Crec que sí
Autoedició. ¿El futuro? Creo que sí

O dicho más claramente, tiene cojones que de toda la cadena del libro el único que no pueda vivir de ello, ni que sea modestamente, sea el autor. Lo que falla no es que el libro esté en la red gratuitamente. Todo el mundo entiende que un editor cobre, que cobre un impresor, un repartidor, un librero… que cobren suficiente para vivir ¿por qué el escritor no? Las descargas ilegales son un problema irrisorio provocado por la política de ebooks de las propias editoriales, editoriales que están pidiendo a sus autores que pongan el grito en el cielo. No cuela.

¿Hacia dónde vamos? Creo que vamos a un futuro de editoriales cada vez más pequeñas y mucha autoedición. ¿Y las librerías? Las estoy viendo más adaptables que los monstruos editoriales así que quizás sí tienen futuro. ¿Los grupos editoriales condenadamente grandes? Si cada vez lee menos gente no hay negocio, mutaran y venderán cualquier otra cosa o desparecerán.

¿Y los escritores? Seguiremos escribiendo, contra toda lógica.

Practicant per dedicar llibres