Death Valley (salida)

DV_D2_02

Frescos y descansados nos levantamos y desayunamos y volvimos al coche y a la carretera, antes de llegar a nuestro destino que era Lee Vining queríamos pasar por Lone Pine.

DV_D2_01

Pero aún nos quedaban kilómetros de desierto, el paisaje seguía siendo impresionante pero no tanto como el día anterior, ibamos dejando atrás el Death Valley.

DV_D2_03DV_D2_04DV_D2_05DV_D2_06

Como en todo el Death Valley hay sitios para parar el coche y disfrutar de las vistas, en alguno de estos os puede pasar que escuchéis un ruido que va incrementándose e incrementándose hasta que por encima vuestro pasan a todo velocidad dos top gun (los aviones de combate), tienen una base relativamente cerca y vuelan por allí aprovechando que debe ser la zona más despoblada de los Estados Unidos. Nosotros vimos pasar dos grupos de dos, por eso si veis pasar uno preparad la cámara, sin la cámara a punto no lo intentéis, vuelan muy rápido.

DV_D2_07DV_D2_08

Carreteras inacabables

Carreteras inacabables

DV_D2_09

 

Ya cerca de Lone Pine nos encontramos con una planta típica de la zona, el Joshua Treee.

DV_D2_11

DV_D2_12DV_D2_13

Y llegamos a la primera parada del día: ¡Lone Pine!

Lone Pine

Lone Pine

Lone Pine es un pueblo en medio de la nada (un clásico en esta zona), en las afueras se rodaron infinidad de películas y seriales del oeste, al fin y al cabo Hollywood no esté lejos (unos 340 kilómetros). Por tanto se rodaron exteriores y fueron muchos los actores que se alojaron en Lone Pine mientras trabajaban, y el pueblo ha aprovechado esto creando un museo del cine del oeste, vale la pena la visita, nosoltros la tuvimos que hacer un poco con prosa porque por la tarde cerraban para empezar a preparar  el festival de cine que se celebra cada año.

DV_D2_15DV_D2_16DV_D2_17

 

El paisaje era menos desértico por momentos, dejábamos definitivamente atrás el Death Valley y nos dirigíamos a zonas más verdes, y con bastante más agua.

DV_D2_18DV_D2_19DV_D2_20DV_D2_21

Acabamos llegando a Lee Vining, en la rivera del lago Mono. Nuestro hotel estaba en la carretera-calle que cruza el pueblo, prácticamente enfrente de una tienda de artesanía-souvenirs y un restaurante típico (típico de verdad). Estiramos un poco las piernas, hicimos unas espectaculares fotos de los colores del cielo con la puesta de sol y fuimos a cenar y dormir.

Lee Vining

Lee Vining

DV_D2_23

DV_D2_24DV_D2_25DV_D2_26DV_D2_27DV_D2_28DV_D2_29Al día siguiente nos esperaba ¡el Yosemite!