¿Otro Lloret? Sí, existe.

Hay alrededor de cuarenta discotecas en Lloret, más de veinte están en la misma calle. Esto hace que Lloret («de Mar» a partir de los años 60) tenga una imagen muy concreta, una imagen que se esfuerzan en cambiar. Por eso el ayuntamiento y la revista Descobrir invitaron a algunos bloggers, Sandra entre ellos, a hacer una visita por Lloret, y yo me adosé. Y tengo que decir que fue una agradable sorpresa. Las fotos buenas aquí.

El primer lugar a donde nos llevaron fue el Cementerio Modernista de Lloret, la cosa tenía mucha lógica. Ese fin de semana se celebraba la fiesta de los «americanos» más conocidos como «indianos», y el cementerio tuvo un auge gracias a estos indianos que volvian cargados de dinero y con ganas de ostentar hasta la muerte, literalmente.

LLOR_2014_01LLOR_2014_02LLOR_2014_03LLOR_2014_04

Puig i Cadafalch ¡poca broma!

Puig i Cadafalch ¡poca broma!

Y sí, aunque algunas de las tumbas son joyas del modernismo no deja de ser un cementerio, pero había cosas como gárgolas, que me encantan y me entretuve haciendo fotos de estos detalles, soy así de raro.

LLOR_2014_05LLOR_2014_06LLOR_2014_08LLOR_2014_09LLOR_2014_10LLOR_2014_11LLOR_2014_13LLOR_2014_14Después de esto hacia Sant Pere del Bosc, un rincón perdido y de una tranquilidad y silencio que cuesta creer que estemos en Lloret. Bueno, a unos pocos quilómetros en realidad. Se tiene constancia de este edificio, o al menos de la congregación que había, desde el siglo X. Con la desamortización de Mendizábal en el 1860 fue comprado por Nicolau Font, un rico indiano (que aún estaba en América) y primo del alcalde de Lloret, que quería evitar que el monasterio pasara a manos extrañas. Al volver de América hizo un asilo, y con el tiempo ahora es un restaurante, un hotel de lujo y un spa.

¿Habéis visto lo que sobresale del campanario?

¿Habéis visto lo que sobresale del campanario?

LLOR_2014_16LLOR_2014_17

Capilla

Capilla

Y para acabar la mañana pudimos pasear por los Jardins de Santa Clotilde, una experiencia genial que en otoño lo tiene que ser aún más, la mañana era muy calurosa. Un jardín romántio hecho construir por el Marqués de Roviralta (un indiano de nuevo) en honor a su primera esposa Clotilde (que va murió muy joven) y diseñado por: Rubió i Tudurí. Aún hoy el jardín da acceso a un par de casas particulares, lujosas no, lo siguiente. El jardín es espectacular, sortea muy bien los inconvenientes del desnivel y tiene vistas sobre la cala Sa Boadella.

LLOR_2014_19LLOR_2014_20LLOR_2014_21LLOR_2014_26LLOR_2014_27LLOR_2014_33

Sa Boadella

Sa Boadella

Las escaleras con las sirenas y el mar al fondo son mágicas.

LLOR_2014_22LLOR_2014_24LLOR_2014_28LLOR_2014_23LLOR_2014_29LLOR_2014_30LLOR_2014_31LLOR_2014_32De aquí ya fuimos a comer al centro de Lloret, donde se celebraba la IV Fira dels Americanos, y almorzamos oyendo las pruebas de sonido de Lucrecia.

LLOR_2014_34El calor dió paso a las nubes y a algunas gotas, y aún quedaba visita. En el núcleo de Lloret vimos por fuera un par de casas de indianos: la de Nicolau Font y la de Agustí Cabanyes. Yo me fijé en detalles.

LLOR_2014_38LLOR_2014_39También son de origen indiano las capillas de la iglesia de Lloret, de un estilo modernista algo bizantino, forma un todo un poco raro con el campanario.

LLOR_2014_35LLOR_2014_36LLOR_2014_37LLOR_2014_40LLOR_2014_41Y ya para acabar el Museu del Mar, en Can Garriga, donde se explica el vínculo histórico de Lloret con el mar, bien con la pesca, bien con la navegación de cabotaje o ya con la ruta de las américas, comerciando con todo lo que se podía comerciar (y eso a menudo incluyó esclavos que hacían el viaje África-América, una parte poco digna pero que conviene no olvidar).

En el Museo más tarde hacían una visita teatralizada, pudimos hablar con «Hemingway» que nos explicó que el daiquiri fue popularizado por un lloretenc en La Habana, Constantino Ribalaigua, en su bar llamado La Floridita. Y para redondear la jornada tomamos un daiquiri antes de dar por finalizada esta sorprenente visita.

Para acabar una frase que encontramos en el museo y que resume muy bien gran parte del tema indiano: «Los que vuelven con dinero son llamados americanos. Los que vuelven sin nada no tienen nombre. Los que no vuelven tampoco.”

El resto de participantes en el blogtrip, a parte de Sandra enlazada más arriba y también aquí, fueron:

David, de Equipatge de mà
Sussanna y Jordi, de Companys de viatge
Elisabet, de Donant un voltet
Daniel, de Destinos Actuales

En mi nueva novela aparece Lloret, poco, pero me parece que no precisamente el Lloret que he visto hoy.