Llegada a Las Vegas

Nos subimos al coche en plena granizada que se convirtió rápidamente en una fortísima lluvia. Así bajamos del parque del Grand Canyon (sin poder parar a echar fotos), comimos en un burguer y seguimos por Arizona. Cuando dejó de llover el cielo de Arizona ofrecía una imagen espectacular, ¡y me gustan las fotos de cielos, que carai!

LV1_5OCT_01Para llegar a Las Vegas primero teníamos que cruzar la frontera con el estado de Nevada. El paisaje volvía a ser casi desértico e inmenso, carreteras con rectas infinitas en medio de la nada.

LV1_5OCT_02En la misma state-line Arizona-Nevada nos encontramos con una «pequeña» atracción de la zona, la presa Hoover. Ideal para hacer una parada, con algunos sitios para dejar el coche (de pago o no) y medidas de seguridad en forma de rangers mirándonos, esta presa es un sitio muy estratégico.

LV1_5OCT_03LV1_5OCT_04LV1_5OCT_05Y ya casi estábamos, llegábamos a Las Vegas. Habíamos reservado habitación en un hotel histórico y habíamos especificado que la queríamos Srip-View  (con vistas al Strip). Este es el hotel:

LV1_5OCT_06Y estas son las vistas desde la habitación:

LV1_5OCT_07Y ahora hablaré un poco de Las Vegas. Es una ciudad excesiva, puede gustar o desagradar pero no puede decepcionar. Aunque es una ciudad de medida respetable lo que más se conoce es el Strip. Aunque los «orígenes» de la ciudad están en el centro «downtown», con el tiempo ha quedado desplazado de manera que Las Vegas es el Strip. Y nuestro hotel es una buena muestra de los que son los hoteles del Strip: hoteles inmensos, habitaciones grandes, televisores con canal X de pago, y en los bajos de los hoteles tiendas y restaurantes, y todo lo que no es ni tienda ni restaurante: ¡casino!

LV1_5OCT_10Nevada es uno de los estados donde el juego es legal, aunque hace ya tiempo que las reservas indias al no estar sujetas a las leyes USA tienen sus casinos. En Las Vegas encontraréis casinos, juego, lujo, cartón-piedra, estética hortera y docenas de espectáculos (son uno de los grandes atractivos de la ciudad, pero no son baratos), así que una vez instalados salimos a pasear por el Strip. Y en seguida nos metimos en el Venetian, que se nos había hecho la hora de cenar. El Venetian es uno de los casinos más nuevos y grandes, con canales y góndolas en el interior y un cielo falso.

LV1_5OCT_08LV1_5OCT_09Hay complejos de hotel-casino de casi todas las temáticas, encuentro especialmente destacables el New York New York y el Paris (con una torre Eiffel a escala 1:2), y fuimos andando hacia el Stratosphere que parecía estar cerca (no, estaba muy lejos, es lo que tiene ser inmenso). De allí reculamos y cogimos el monorriel, y volvimos pero bajamos a la siguiente parada, el MGM, y nos costó horrores salir. Dentro del casino juegas y gastas, fuera no y además puedes ir a otro casino, no interesa que la gente salga, por eso en muchos casinos encontrar la salida es todo un logro, nos costó media hora salir del MGM.

LV1_5OCT_11LV1_5OCT_12Con esto dimos por cumplidas las primeras horas en Las Vegas, al dia siguiente nos esperaba un dia completo, por una vez ¡sin coche!

LV1_5OCT_13

Grand Canyon

Después de Antelope Canyon, esa misma tarde cogimos la carretera hacia el Grand Canyon. Dejamos atrás los paisajes desérticos de Page y vamos subiendo y subiendo por un camino cada vez más verde hasta llegar a la entrada del parque (30$, el abono es muy pero que muy recomendable).

GC_4i5OCT_01

La carretera es excelente, y el camino está lleno de lugares donde apartarse a mirar y hacer fotos del paisaje.

GC_4i5OCT_02

GC_4i5OCT_03

De camino vemos algunas ardillas, y ciervos, directamente desde el coche, ignorándonos completamente. En realidad primero nos pensamos que había habido algún accidente o algo en la carretera pero no, los coches aminoraban para mirarse los animales o hacerles fotos.

GC_4i5OCT_04

Nos alojamos en este hotel, habitación justita sin ducha, las duchas estaban en uno de los pasillos, y después de registrarnos pasamos que aún nos teníamos que quitar la arena del paseo por el desierto de la mañana.

GC_4i5OCT_05

GC_4i5OCT_06

GC_4i5OCT_07

Aprovechamos lo que nos queda de luz para hacer fotos de los alrededores del hotel.

GC_4i5OCT_08

GC_4i5OCT_09

GC_4i5OCT_10

Ya de noche cenamos en el restaurante, comimos muy bien, no recuerdo exactamente a cual de los que rodean el hotel fuimos. Por cierto si sois cerveceros no dejéis de probar las cerveza artesana local.

GC_4i5OCT_11

GC_4i5OCT_12

GC_4i5OCT_13

GC_4i5OCT_14

GC_4i5OCT_15

Nos levantamos tarde, pero el día anterior habíamos madrugado mucho, para ver y fotografiar la salida del sol en Monument Valley y porqué queríamos hacer muchas cosas esa mañana, nos tocaba descansar.

GC_4i5OCT_16

GC_4i5OCT_17

GC_4i5OCT_18

Disfrutamos del desayuno. Unas notas sobre los desayunos en Estados Unidos, son caros, para dos personas pueden salir tranquilamente por 20-35$ (y aparte propina), pero valen la pena. Valen mucho la pena, son buenos y abundantes, y suelen tener cosas contundentes como huevos (scrambled-revueltos o fried-fritos) o las típicas pancakes-tortitas. Si hacéis ruta como nosotros es recomendable hacer un desayuno contundente ya que es muy posible que tengáis que comer después en un Burger King o similar porqué es lo que hay a mano y no se trata de perder tiempo buscando otro sitio.

GC_4i5OCT_19

GC_4i5OCT_20

GC_4i5OCT_21

GC_4i5OCT_22

Paseamos por los alrededores, y hacemos el primer tramo de un camino que baja hasta el final del cañón. Está lleno de avisos que recomiendan no intentar hacer todo el camino (bajar y subir) el mismo día, la profundidad del cañón es de una milla (1.609 metros), bajar y volver a subir requiere estar muy preparado, una opción más razonable es bajar un dia y volver a subir al siguiente, y conociendo a los americanos estoy seguro de que abajo es posible coger un bus que te lleve de vuelta arriba. En la mayoría de parques naturales veréis autobuses gratuitos que van llevando a la gente de un punto a otro, si os mantenéis en la zona más «civilizada» puedes prescindir un poco del coche (hay parques donde esta zona civilizada no llega ni al 10% de la superfície, ¡magnitudes americanas!) . Nosostros sólo hicimos un pequeño tramo de este camino (juraría que este).

GC_4i5OCT_23

GC_4i5OCT_24

GC_4i5OCT_25

GC_4i5OCT_26

GC_4i5OCT_27

GC_4i5OCT_28

Lo último que vimos fue la estación de tren, que era el principal medio de transporte antes de que se construyera la carretera.

GC_4i5OCT_30

GC_4i5OCT_31

Grand Canyon Railway No.29, fabricada por American Locomotive Company en mayo de 1906

En el momento de subir al coche para salir se puso a llover con furia e incluso cayó algo de granizo, adios a los planes de parar en todos los miradores de bajada. Fuimos hacía Kingman (y comimos en un Burger King), de camino a nuestro próximo destino: ¡Las Vegas!

GC_4i5OCT_29

En tan solo 48 horas disfrutamos de Monument Valley, Horseshoe Bend, Antelope Canyon y Grand Canyon!

Horseshoe Bend y Antelope Canyon

HB_AC_OCT4_01

Habíamos reservado con antelación el tour por Antelope Canyon, salía de Page y para allà que fuimos, ganando una hora al cruzar de Utah a Arizona. El tour lo hacen indios navajos, ya he dicho antes que no son simpáticos. Teníamos un buen rato hasta empezar el tour así que aprovechamos para hacer una escapada a otra atracción turística de la zona, apenas en 10 minutos (podría estar mejor senyalizada eso sí) llegamos al aparcamiento para ir a Horseshoe Bend, un accidente geográfico en forma de herradura. La ranger que suctodiava el acceso nos dijo que era una excursión muy fácil de 15 minutos escasos o menos. Es una excursión fácil pero si hace viento cierran el acceso, porque hay unas grandes vistas pero a mucha altura. También hay mucha gente, ¡pero que hablen las fotos!

HB_AC_OCT4_02

HB_AC_OCT4_03

HB_AC_OCT4_04

La altura realmente impresiona

La altura realmente impresiona

HB_AC_OCT4_06

HB_AC_OCT4_07

Pero aún quedaba Antelope Canyon. Hay varias compañías que os llevarán, nosotros fuimos con esta, y nos costó 100$ dos adultos. Si vais en temporada baja os podéis arriesgar a improvisar, pero nosotros no nos lo queríamos perdes y octubre no es exactamente temporada baja. En Page ya sólo quedaba esperar nuestro tour. La cosa va así, vuestro guía navajo os pondrà en el remolque de una pick-up grandota (estamos en Estados Unidos) y saldrà del pueblo. En seguida dejará la carretera asfaltada para meterse por una pista de tierra (había momentos que parecía que fuera completamente off-road) hasta el punto donde empezaremos el paseo por Antelope Canyon. Mi consejo es que subáis a la pick-up con un pañuelo en la cara, gafas de sol y la cámara guardada en la funda, sinó llegaréis ahí completamente rebozados de arena.

HB_AC_OCT4_08

HB_AC_OCT4_09

¡A dentro!

 

El lugar es impresionantemente precioso, también peligroso si llueve y la entrada está regulada, pero como que a más gente más negocio no está limitada, por tanto ahí os encontraréis con mucha gente, una auténtica procesión de gente avanzando por ahí y cruzándose con los que vuelven y pidiendo paso. ¿Vale la pena? Rotundamente sí, las fotos hablan, hay más de 40.

HB_AC_OCT4_10

HB_AC_OCT4_11

HB_AC_OCT4_12

HB_AC_OCT4_13

HB_AC_OCT4_14

HB_AC_OCT4_15

HB_AC_OCT4_17

HB_AC_OCT4_18

HB_AC_OCT4_19

HB_AC_OCT4_20

HB_AC_OCT4_21

HB_AC_OCT4_22

HB_AC_OCT4_23

HB_AC_OCT4_24

HB_AC_OCT4_25

HB_AC_OCT4_26

HB_AC_OCT4_27

HB_AC_OCT4_28

HB_AC_OCT4_29

HB_AC_OCT4_30

HB_AC_OCT4_31

HB_AC_OCT4_33

HB_AC_OCT4_34

HB_AC_OCT4_35

HB_AC_OCT4_36

HB_AC_OCT4_37

HB_AC_OCT4_38

HB_AC_OCT4_39

HB_AC_OCT4_40

HB_AC_OCT4_41

HB_AC_OCT4_42

HB_AC_OCT4_43

HB_AC_OCT4_44

HB_AC_OCT4_45

HB_AC_OCT4_46

HB_AC_OCT4_47

HB_AC_OCT4_48

HB_AC_OCT4_49

HB_AC_OCT4_50

También estaba la opción de reservar un tour fotográfico, la única diferencia es que puedes plantar el trípode (o al menos intentarlo) y los guías no te meten tanta prisa para que vayas tirando. Igualmente habrá mucha gente, o sea que no se yo si aprovecharéis pagar este extra. Aquí unas fotos de gente por allí dentro, había más pero así se ve el lugar a escala humana.

HB_AC_OCT4_16

HB_AC_OCT4_32

Hecho esto nos esperaba otro destino de lujo. Subimos a Katy (sí, bautizamos así nuestro coche por la KTY de la matrícula) y nos pusimos en camino hacía el Grand Canyon.

HB_AC_OCT4_51

HB_AC_OCT4_52

 

Monument Valley

MV_OCT3_01Después de pasar la noche en Seligman nos tocaba una buena tirada hasta Monument Valley, se trataba de hacer más kilómetros por Arizona, entrar en Utah (adelantar una hora el reloj) y llegar a destino.

MV_OCT3_02Monument Valley es territorio Navajo, o Nación Navajo (Navajo Nation) para ser más exactos, una zona que abarca territorio de los estados de Utah, Arizona y Nuevo México, un territorio semiautónomo gobernado por indios navajo.

MV_OCT3_03MV_OCT3_04MV_OCT3_05

MV_OCT3_06El tema turístico está gestionado por los propios indios, tienen la exclusiva, te tienes que entender con ellos y no necesitan ser simpáticos. Esto ya nos lo habían dicho, pero nos costaba de creer en un lugar dónde en general la gente es de lo más amable. El paisaje poco a poco se iba volviendo más interesante.

MV_OCT3_07MV_OCT3_08

Mirad al horizonte

Mirad al horizonte

MV_OCT3_10Reservamos unos de los hoteles más caros del viaje, pero estaba dentro de Monument Valley, era el único, y si la información de su página web era correcta valdría hasta el último dólar.

MV_OCT3_11Llegamos, comprobamos que la poca simpatía de los indios no era un tópico, fuimos a nuestra habitación y vimos que sí, valía lo que habíamos pagado. En realidad fue un poco más ya que también hay que pagar para entrar en la reserva, aunque sólo entres a hacer fotos hay que pagar, no vale el pase de los parques naturales, nos cobraron 20$. El hotel está en una pequeña elevación, y lo que se ve desde allí es…

MV_OCT3_12MV_OCT3_13Sandra y yo hemos estado en un montón de sitios (y aún tenemos que ir a muchos más), pero sin ninguna duda este es uno de los lugares más impresionantes que jamás hemos visto. ¡Y estuvimos a punto de dejarlo de lado! Vale la pena hacer el rodeo que sea necesario para llegar allí.

MV_OCT3_14Jugando con el HDR

Jugando con el HDR

Las fotos apenas hacen justicia, es un tópico, pero en este caso es verdad. Todas las habitaciones estan encaradas a este paisaje, sólo con pensar que veríamos el Sol salir por allí al día siguiente ya nos emocionábamos. De momento lo que tocaba era la puesta de Sol, quisimos ser más listos que nadie y nos pusimos a hacer fotos al Sol que se ponía, y todo el mundo hacía fotos detrás nuestro, era por algo.

MV_OCT3_16MV_OCT3_17MV_OCT3_18La puesta estaba bien, pero la vista principal con el cambio de luces era mucho mejor.

MV_OCT3_19MV_OCT3_20Para cenar tuvimos un malentendido con el personal del hotel, malentendido que no les inquietó lo más mínimo pero que casi nos deja sin cenar, no teníamos ganas de coger el coche y salir del estado para cenar. La cena era muy justita y cara. Sandra se disponía a pasarse parte de la noche despierta para hacer fotos y más fotos. No había mucho más por hacer, aunque se podía ver una peli de John Wayne proyectada en una de las paredes.

MV_OCT3_21Si la puesta de Sol fue espectacular el amanecer nos dejó sin palabras.

MV_OCT3_22

MV_OCT3_23MV_OCT3_24

MV_OCT3_25MV_OCT3_27No exagero, estas vistas eran desde la habitaciónNo exagero, estas vistas eran desde la habitación

MV_OCT3_29MV_OCT3_30

MV_OCT3_31Fuimos de los primeros en desayunar a las siete, queríamos hacer muchas cosas en muy poco tiempo. Después de desayunar pusimos rumbo a Page, de camino cruzamos la state line de Arizona y recuperamos una hora. Habíamos visto una de las mejores cosas del viaje, sin duda.

MV_OCT3_26

On the road

02_OCT_01El libro En la carretera  es uno de mis preferidos(otras obras Jack Kerouac de no me gustan tanto), y hacer kilómetros por las carreteras americanas, estar on the road, era uno de los alicientes del viaje.

02_OCT_02Teníamos que ir desde Los Angeles hasta Monument Valley, y pasaríamos la noche dónde nos cansaramos de conducir. Además aprovechamos la mañana para ir a un outlet a comprar, concretamente fuimos a Ontario Mills, sobretodo a comprar pantalones vaqueros que salen muy bien de precio, y casi todos los dependientes hablan castellano, si no os defendéis en inglés no tendréis problemas. El outlet es muy americano, o sea inmenso, mucho. Si queréis mirar todas las tiendas os podéis pasar un par de días tranquilamente, nosotros sabíamos lo que queríamos y fuimos a tiro hecho, pero nos pasamos la mañana. ¡Y después carretera!

02_OCT_0302_OCT_04Mucha carretera.

02_OCT_05Carretera inacabable, paisajes áridos.

02_OCT_0602_OCT_0702_OCT_0802_OCT_09Llegamos a Needles aún temprano, así que decidimos tirar aún más, hasta Seligman. Además tal como nos adentrábamos en Arizona dejábamos atrás las autopistas y usabámos carreteras más pequeñas, y en algunos tramos incluso pasamos por la mítica Route 66.

02_OCT_1002_OCT_11Finalmente llegamos a Seligman y nos alojamos en el Supai Motel, además cogimos la última habitación disponible del hotel (y puede que del pueblo), tendríamos que haber seguido hasta Flagstaff pero ya empezábamos a estar cansados.

02_OCT_12Cenamos en un restaurante típico americano, y muy bien además. Y estuvimos charlando con nuestro vecino de mesa que nos explicaba que había hecho dos veces el camino de Santiago, y aún se acordaba del pulpo.

Una cena excelente

Una cena excelente

Una decoración peculiar

Una decoración «peculiar»

Un día redondo, habíamos hecho los compras (y por tanto nos olvidábamos del tema) y los kilómetros que habíamos dejado atrás. Y yo además conduje aunque fuera sólo unos metros por la mítica Route 66.

Nota: Todas las fotos de esta entrada se han hecho con el teléfono móvil.