Los Ángeles, California; segundo día

El segundo día no teníamos nada especialmente planificado, la verdad es que aún estábamos cansados del día anterior, más que cansados estábamos un poco hartos. Fue mucha carretera, y la sensación que la ciudad se nos escapaba encerrados en el coche en esas autopistas. Pensad que la visión de la ciudad desde las autopistas es similar a la visión de Barcelona que se tiene desde las rondas.

Un desayuno bastante decente

Un desayuno bastante decente

Así que desayunamos, nos armamos de mapas y paciencia y tiramos hacia el primer sitio que nos apetecía visitar. Una de las atracciones turísticas de LA es el cartel de HOLLYWOOD, en internet se explica claramente como llegar y nos dirigimos allí. También en internet se explica que el mejor punto de vista está en una calle residencial y que los vecinos estan hartos de tener todo ese tránsito de turistas. Lo que en internet no explicaban (al menos cuando lo miramos) es que los vecinos finalmente han conseguido cerrar la calle, o sea que cuando vimos la señal que nos impedia seguir fuimos al segundo mejor punto donde ver el cartel, el observatorio Griffith.

US_LA_02_01

Descubrí que la cámara hacer fotos panorámicas

Descubrí que la cámara hace fotos panorámicas

Para llegar ahí tiramos de navegador, traer el navegador de casa y con los mapas actualizados es prácticamente obligatorio, pero sobretodo tremendamente útil. Y una vez allí sí, además de unas vistas de LA (y de su nube de contaminación)…

El observatorio

El observatorio

US_LA_02_02… ¡uno de los carteles más famosos del mundo!

US_LA_02_05US_LA_02_04US_LA_02_06El lugar está bastante bien, tiene un aparcamiento grande y gratuito y servicios (en Estados Unidos las multas por mear «por libre» son altas). Y ya que todo el mundo se hacía selfies nosotros no pensábamos ser menos.

US_LA_02_08¿Recordáis cuando he dicho que nos habíamos armado de mapas? La idea era ir a los puntos dónde queríamos ir evitando las autopistas y para eso necesitábamos los nombres de las calles. Cuando el tráfico es denso pues es denso, pero entre moverse en atasco por las autopistas o dentro de la ciudad yo tengo claro qué prefiero. Además no encontramos atasco sólo tráfico denso.

US_LA_02_11Y nuestra siguiente parada (unos buenos 40 minutos de coche) era Santa Mónica, concretamente la zona del pier y final de la ruta 66, el pier ha salido en películas y series de televisión hasta aburrir. Además al ser un septiembre muy caluroso la playa aún estaba bastante llena, la verdad es que un baño nos hubiera sentado bien. Aquí sí tuvimos que dejar el coche en un párquing y pagar, nos clavaron 12$.

US_LA_02_10US_LA_02_09US_LA_02_12US_LA_02_13US_LA_02_16US_LA_02_14US_LA_02_15En el propio pier, lleno de atracciones, tiendecitas y restaurantes, pudimos comer las últimas hamburguesas en tierra firme según decía su publicidad. No era una cadena clásica de hamburgueserías pero nos sirvió. De allí queríamos ir a otro sitio que suena mítico y glamuroso Malibú!

US_LA_02_17US_LA_02_18US_LA_02_19US_LA_02_20

Organización ¡sobretodo!

Organización ¡sobretodo!

US_LA_02_22US_LA_02_23US_LA_02_24US_LA_02_25

Las casas son la playa

Las casas son la playa

US_LA_02_27US_LA_02_28US_LA_02_29US_LA_02_30Nos acercamos a Malibú usando partes de la PCH (Pacific Coast Highway, o la carretera del Pacífico), parecido a las costas del Garraf (enlace en catalán) pero sin tantos altibajos, con casas que no es que tengan acceso a la playa, es que son el acceso a la playa. Por eso por la carretera veremos entradas de casas o playa, no hay término medio.

US_LA_02_31US_LA_02_32US_LA_02_33US_LA_02_34US_LA_02_35Visitamos algunas cosas en los alrededores (pagando párquing otra vez) y fuimos hacia nuestra última parada del día ¡Venice!

US_LA_02_36US_LA_02_37

Ni idea de qué estaban rodando

Ni idea de qué estaban rodando

US_LA_02_39US_LA_02_40Y Venice es un poco un Lloret a la americana, todos los colgados y locos y la gente más arrastrada de LA estaban allí, creo que no faltaba ni uno. Sólo pasear por allí era un espectáculo, y la playa era enorme.

US_LA_02_41US_LA_02_42US_LA_02_43Se hacía tarde, así que hicimos en coche todo Rodeo Drive, y todo Sunset Boulevard, ¡un montón de quilómetros! Para acabar en Hollywood Boulevard, que tenia bares y podríamos cenar. Para aparcar tuvimos que discutir con un encargado que nos quería cobrar 20$, cuando le dijimos que sólo era cenar y volver en dos horas máximo nos lo dejo en 15$ que seguía siendo un atraco a mano armada pero no teníamos ganas de dar vueltas buscando aparcamiento.

US_LA_02_44US_LA_02_45Cenamos bastante bien en un sports bar especializado en buffalo wings, alitas de pollo, se podia escoger el nivel de picante, yo simplemente dije «hot» y aquello estaba delicioso, sí, lloraba mientras lo comía, ¡pero que bueno!

Alitas picantes

Alitas picantes

El primer día LA no nos gustó nada, pero este segundo día la cosa ya cambio, y al menos a mi la ciudad me gustó más. Creo que es la ciudad típica americana (prototípica en realidad), extensiones enormes y coche imprescindible; está en las antípodas de cualquier ciudad europea, es como un montón de urbanizaciones una al lado de otra, cada una con un algún mall y alguna calle comercial. No es una ciudad a la que me encantaría volver, los inconvenientes están ahí, y pesan, pero tampoco la evitaría, no me importaría pasar unos días más, creo que ahora ya sabría como disfrutarla. Es una ciudad compleja, difícil, inmensa… ¡tiene su punto que demonios!

Hollywood

Un pensamiento en “Los Ángeles, California; segundo día

  1. Pingback: Despedida en Venice – Cesc Llaverias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *