Hamburgo

Tocaba visitar la ciudad de Hamburgo (ciudad estado además), y la verdad es que ni la noche ni la mañana con su lluvia invitaban a salir, pero tocaba. Charlamos con unos vecinos de cámping, nos encontramos en un cobertizo para desayunar, y nos dijeron que ellos también iban a Hamburgo y que nos podían guiar hasta dónde aparcaban ellos. Dicho y hecho, los seguimos y aparcamos los coches juntos, ellos fueron a lo suyo y nosotros a visitar la ciudad, y lamentando habernos preparado para un día de lluvia, ¡qué calor pasamos!

HAM_01HAM_02HAM_03La ciudad de Hamburgo tiene canales y una estética muy industrial, pero queda muy bien, la combinación del ladrillo con el cielo y los canales que llevan al puerto, y las vías del tren, todo muy alemán (o sea, muy organizado).

HAM_04HAM_05HAM_06HAM_07HAM_09HAM_10En seguida quisimos ir hacia el barrio rojo o reeperbahn, había un buen paseo, pero también hubiéramos disfrutado de caminar sin rumbo, pero habíamos leido que era necesario ir a reeperbahn, también conocido como Sankt Pauli, y viendo lo que nos estaba gustando la ciudad todo nos parecía bien.

Reeperbahn a ver, es un barrio dónde te encuentras sólo entrar con este cartel:

De noche tiene que ser una zona encantadora

De noche tiene que ser una zona encantadora

El cartel nos dejó flipados

El cartel nos dejó flipados

La primera impresión que nos produjo reeperbahn fue “hemos llegado a Lloret”, y no hablo del Lloret interesante del que hablé en esta entrada, hablo del otro. Bares, tiendas y sex-shops, al menos estuvo bien porque entre un bar y un sex-shop pasamos las horas de más calor con aire acondicionado.

HAM_16HAM_17

Lo mejor para el calor

Lo mejor para el calor

Si el cartel de la entrada al barrio tenía su aquel aquí ya…

BarriRoig2

En la foto no sale pero había segurata

En la foto no sale pero había segurata

Entré, Sandra me esperó fuera con la cámara, y con más mujeres que estaban esperando a que sus maridos les explicaran qué se escondía. Exactamente lo mismo que los escaparates de Ámsterdam, con prostitutas, pocas porqué era por la mañana. Imagino que el acceso restringido es para no convertir aquello en una atracción turística como en Ámsterdam.

Acabamos en el puerto, con todo de paradas de cosas más o menos relacionadas con la solidaridad y comida, no había ninguna tienda de pantalones cortos (me hubiera comprado unos al momento), había ambiente com de feria, como empezaba a ser normal por todo Alemania encontrarnos con las fiestas  ya ni preguntamos. Por cierto, muy buenos los bocatas de pescado, con eso y una cerveza matábamos el hambre un rato.

HAM_19HAM_20HAM_21De allí ya tiramos para arriba, hacia la parte de la ciudad que no era ni el puerto no el reeperbahn. Llegamos al ayuntamiento donde ondeaba una bandera muy colorida.

HAM_22HAM_23HAM_24HAM_25Había un festival GLBT y toda esa zona tenía mucha animación. Con animación o sin era un paseo con unas grandes vistas.

HAM_26HAM_27HAM_28HAM_29HAM_30HAM_31HAM_32Con esto ya completamos el día. Acabó siendo una visita exprés, la verdad es que la ciudad da para bastante más y fue uno de los lugares que más nos gustaron en estas vacaciones.

HAM_33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *