Se acercan los Reyes

2015-12-29 12.53.33

Probando mis poderes hipnóticos

Muy bien: días señalados, tiendas abarrotadas de gente, precios por las nubes, y regalos que hay que hacer, y faltan ideas. Joder ¡no lo penséis más y comprad mi libro! Llegará antes de Reyes allí donde queráis, numerado y dedicado por el autor. Si la persona no es muy de lectura decidle que es un ejemplar de coleccionista y hay pocos (eso es cierto). Y si vosotros aún no habeis comprado el libro no sé a qué esperáis, después os quejaréis de las corbatas y calcetines y esos regalos sin ninguna gracia cuando habéis tenido la alternativa a un solo CLIC…

Si sois de los que necesitáis más para decidiros aquí teneis  esta reseña en catalán y esta otra en castellano.

La presentación

Presentació_01Hace años que escribo, me he presentado a concursos, he enviado originales no solicitados a editoriales y agencias, y he conseguido que editoriales me solicitaran originales (tampoco me sirvió de mucho), me he autoeditado dos libros y aún uno más disponible como libro electrónico en amazon (¿aún no lo tenéis?). He hecho un montón de cosas, pero una presentación no, nunca.

Presentació_03Era reacio, pensaba que no vendría nadie (o sólo parientes y conocidos), que no tenía demasiado sentido. Pero en la librería La Temerària, haciendo honor a su nombre, me ofrecieron la oportunidad y no pude negarme, ¡qué carai de todo se aprende!

LTY llegó el día, 25 de noviembre por la tarde, en la céntrica librería nos reunimos y, como dijo aquel, hablé de mi libro. Tengo que dar las gracias a Julián Figueres director Wilkins por acompañarme y hacer la introducción y conducir un poco todo eso. Su parte hizo sonreir a la gente y así todo es más fácil. También a Sandra Moscoso que se encargó de hacer fotos y demás. Y la librería La Temerària, por cederme el espacio, la librería más chula de Terrassa.

La verdad es que superada la primera frase fue más fácil de lo que me esperaba, fue entretenido explicar la génesis de los personajes, porque hacen lo que hacen, o porque no, o como escribo… Fue divertido y juraría que ameno, y probablemente lo repita en el futuro, pero esta será para siempre mi primera presentación.

Presentació_02¡Muchas gracias a todos!

Estambul, segundo día, 19 de abril 2014

IST_02_01Nos levantamos como nuevos, y para desayunar descubrimos el chay, no sabemos si sólo lo hacían así en nuestro hotel pero esa bebida oscura y amargante a mi me ponía las pilas. Tocaba visitar el palacio Topkapi, fuimos hacia donde estaba, vimos la cola y nos pusimos. Cuando llevábamos una media hora Sandra decidió ir a mirar, y resulta que no era la cola del palacio, era la del museo arqueológico. Almenos hice algunas fotos curiosas en la cola.

IST_02_00IST_02_02A partir de ese momento cuando llegábamos a las colas yo me ponía y Sandra investigaba que fuera la cola correcta. Estambul es una ciudad muy turística y semana santa es posiblemente los días más turísticos del año, como un agosto concentrado, por tanto hicimos colas, muchas colas, colas prácticamente en todas partes. Las colas permiten reflexionar sobre las cosas que de verdad importan en esta vida, ya que las tenemos que hacer podemos dedicar ese tiempo a la introspección, o charlar con la persona con la que vamos, o jugar con el móvil o coger un libro de bolsillo e ir leyendo. Un consejo sobre esta cola, la cola de las máquinas automáticas es sensiblemente más corta así que podéis tirar de visa y ahorraros un ratito.

Estaba un poco lleno.

Estaba un poco lleno.

La cola se hacía en una explanada donde había todo de guías que ofrecían entrar sin hacer cola, evidentemente por un precio a negociar, dos personas no tiene mucho sentido pero para un grupo un poco más grande sí que puede ser una buena opción. Ni idea de lo que cobraban más allá del precio de la entrada, los idiomas que vi que medio hablaban eran inglés, alemán y francés, el catalán o castellano no los oí pero todo es posible.

IST_02_15IST_02_13Como la cola era de impresión el interior estaba completamente lleno. Pero el complejo del palacio se lo merecía, y también el harén (que iba con entrada aparte, como casi todos los palacios dentro del recinto). Una hora de cola, 30TL (aprox. 10€) por cabeza y listos, la entrada al harén fueron 15TL por cabeza más. La cola y el precio de la entrada compensan, el lugar es tan bonito y espectacular como incómodo de visitar por la cantidad de gente. Hay que resaltar que este palacio es de estilo oriental, no occidental, no esperéis una copia de Versalles (eso toca el día siguiente). Y ahora unas fotos, repito que las fotos buenas de verdad las tenéis que buscar en el blog de Sandra, esto mío es una muestra de aficionado.

IST_02_03IST_02_04IST_02_05IST_02_09IST_02_10IST_02_14IST_02_16IST_02_17IST_02_18IST_02_19IST_02_20IST_02_21IST_02_22IST_02_23IST_02_24La siguiente visita fue a la Mezquita Azul, aquí también tocó cola, pero bastante modesta. Como el día anterior, y como en todas las mezquitas, la gente que va a rezar se limpia los pies en unos surtidores en la parte exterior, imagino que esta norma debe venir de épocas con poca higiene en general y nada de alcantarillado. Antes de entrar había una zona alfombrada dónde descalzarse y poner los zapatos en una bolsa, un poco más adelante unas mujeres revisaban el vestuario de las mujeres (imagino que en verano también se mirarán la longuitud de los pantalones masculinos) y que llevaran un pañuelo en la cabeza, si no era así les dejaban uno, y si llevaban ropa demasiado ajustada tipo mallas o shorts les dejaban otro pañuelo para taparse.

IST_02_25IST_02_33Era la primera vez que entraba en una mezquita que aún funcionara como tal. Y este detalle es importante recordarlo. Es un templo, sólo piden respetar unas normas, la entrada es gratuita, al entrar a la izquierda está la zona dónde rezan las mujeres, y a la derecha pasada una pequeña tanca la zona de los hombres y prohida a todo áquel que no vaya a rezar. Parece fácil, ¿verdad? Pues bien, hay gente que no debería poder salir de casa si es incapaz de cumplir estas normas y se mete en esa zona para hacer fotos, ¡tirad de zoom joder!

IST_02_26IST_02_27

Turistas haciendo fotos ¡donde les da la gata!

Turistas haciendo fotos ¡dónde les da la gana!

IST_02_30IST_02_31IST_02_32La Mezquita Azul es impresionante por fuera, y por dentro con ese ambiente y el suelo alfombrado, es grandioso. Yo no podía evitar pensar que no era tan espectacular como Santa Sofía, es lo que tiene empezar por el mejor monumento.

Santa Sofía

Santa Sofía

Mezquita Azul

Mezquita Azul

Una de las fotos típicas

Una de las fotos típicas

Y sólo nos faltaba una cosa para completar las visitas del día, la basílica cisterna, o cisterna de Yerebatan. Una cola bastante respetable y muchos guías intentando captar turistas con ganas de saltarse la cola, uno de ellos asumía muy mal las negativas soltando a cada no un «OK, wait on the line!», finalmente otro guía acabo llevándoselo de allí, la agresividad es mala para el negocio.

Aquí la entrada fue de 10TL (unos 3€) por cabeza y la visita fue de lo más interesante. Una cisterna subterránea y de estas dimensiones era una cosa que no nos esperábamos, y las cabezas de medusa haciendo de base para dos columnas eran muy espectaculares, y demuestran que la gente no tenía manias en construir cosas con lo que pillaran más a mano.

IST_02_37IST_02_38IST_02_39IST_02_40Después de conseguir nuestros objetivos, ya anocheciendo quisimos ir hacia el puente Gálata, buenas vistas de la ciudad, mucha animación y muchísima gente pescando.

IST_02_41IST_02_42IST_02_43IST_02_44Y finalmente probamos una de las recomendaciones que todo el mundo nos había hecho sobre Estambul, los bocatas de caballa, sensacionales y por sólo 6TL (unos 2€).

IST_02_45IST_02_46Todas las mezquitas están hechas imitando a Santa Sofía, con cúpulas, de noche se iluminan y es un espectáculo.

IST_02_47