Parada y fonda

Es una amenaza más o menos recurrente pero necesito decidir que hago con esta página, y para hacerlo necesito parar. La primera entrada es del 10 de octubre de 2011, casi 6 años, en tiempo de internet una barbaritat.

Esto tenía que servir para hacer autobombo de mi libro. Las cifras de ventas me dicen que, sin entrar en mi capacidad como escritor, no estoy especialmente dotado para vender. Tampoco escribo tantos libros (2 desde que tengo esto en marcha) y últimamente casi no he escrito más que artículos de los viajes que hago.

Simultáneamente a este «no sé que hacer con cescllaverias.cat», mi otro blog Els llibres del Senyor Dolent funciona mejor, ¿quizás quiere decir algo y tendría que tirar hacia allí?

¿Y qué hago con este chiringuito?

¿Un blog de opinión como hay miles? ¿Cómo si mi opinión interesara a alguien? ¿Un lugar dónde colgar avances de mis libros? ¿O piezas más o menos literarias que no sé si acabarán siendo algo concreto?

Nude Art Snapshot (c) Eric LeSourd, Creative Commons

Tengo mis dudas sobre la idoneidad de un blog para según que cosas, y aparte mis limitaciones, que sería otro tema.

Ya hay blogs de viajes, y de libros, y de todo, no tiene mucho sentido añadir más, y tampoco sé si quiero, si me lo pasaré bien haciéndolo o si las horas que le dedico sería mejor que las dedicara a escribir novelas que es lo que me gusta.

Sí tengo claro que en el futuro no habrá versión en castellano. Parecía una buena idea, como la autoedición y traducir los libros al castellano para tener más público. ¡Qué visión de negocio la mía! Si esto sobrevive lo hará solo en catalán.

Que nadie se piense que este es un post pesimista de alguien deprimido, no es eso. Pero cada cierto tiempo me mola replantearme cosas, un relanzamiento, un reboot si se quiere, y siento que ahora es el momento.

Ya lo he dicho, pero lo repito: la primera entrada es del 10 de octubre de 2011, ¡casi 6 años! Quizás esto ha sido el calentamiento y ahora tengo que empezar en serio, sea eso lo que sea.

Resumiendo: no sé que haré, tengo ideas pero necesito sopesarlas y escogerlas y jugar con ellas para decidirme, necesito parar, pensarlo con calma.

Así que le doy vacaciones a esta página por una temporada.